El milagro alemán de Ángela Merkel

Artífice del milagro alemán…

Los Estados miembros de la unión Europea se hayan incursos en este organigrama de pérdidas y ganancias: éramos, o eso nos hicieron creer, hombres ricos y, en corto espacio de tiempo, nos hemos convertido en hombres pobres. El pueblo español se conforma con poco: un amor, un amigo/a, un libro… Bueno, ¡qué no nos quiten el fútbol! Es el pan nuestro de cada día. Pienso y reflexiono, ¿qué seré yo? ¿Hombre rico, hombre pobre? ¿No será que soy un pobre hombre?

 

La canciller Ángela Merkel, y ¡vaya mujer!, de las de rompe y rasga, lo está haciendo a su manera, es decir: ordeno, mando y hago saber que Francia y la Comisión Europea, como todos saben, han de asumir lo que la canciller desea…, y sacándose palomas mensajeras de sus mangas… dirige la Unión Europea.

Con sonrisas y lágrimas hemos de reconocer que, actualmente, Europa (UE) se encuentra dirigida y controlada, y nunca mejor dicho, por una mujer: la canciller Ángela Merkel, y ¡vaya mujer! De las de rompe y rasga. Y lo está haciendo a su manera, es decir: ordeno, mando y hago saber que Francia y la Comisión Europea, como todos sabéis, han de asumir lo que la canciller desea…, y sacándose palomas mensajeras de sus mangas… dirige la Unión Europea: que Alemania sea la primera potencia económica y política europea, a fin de que sus productos se vendan en toda la Unión Europa. Y todo lo anterior lo tenemos que asumir todos los europeos con sonrisas y lágrimas…, y como mal menor.

La gran ganadora de esta Europa en decadencia será, en principio, Alemania: convertirá su deuda en refugio fiable de los demás países europeos: nos prestará dinero pero a un interés muy generoso para las arcas alemanas.

Berlín ha dirigido los relevos de los primeros ministros Berlusconi y Papandreu, siendo los tecnócratas económicos Lucas Papademos y Mario Monti los llamados a sustituirlos, el primero del BCE y el segundo de la UE, respectivamente. Evidente es que, estos dos últimos, no fueron elegidos por sus pueblos.

Más han de comprender los alemanes que la crisis de la Eurozona se ha de resolver implantando un `eurobono´ común, legislando a fin de que se produzca una coordinación fiscal y monetaria para todos los europeos, y que el Banco Central Europeo se involucre asumiendo el papel de prestamista en último término.

“Merkel desea que Alemania sea la primera potencia económica y política europea, a fin de que sus productos se vendan en toda la Unión Europa”.

En España le hemos visto `las orejas al lobo´ con el gobierno del señor Zapatero -expresidente del Gobierno español-, pero con Mariano Rajoy -presidente del Ejecutivo español, después de las pasadas elecciones del 20N- nos encontramos ante un político que es tecnócrata más que líder (le falta carisma: “especial capacidad de algunas personas para atraer o fascinar”, que nos dice el Diccionario de la Lengua Española), y tendrá que acomodarse a las consignas que reciba de Merkel. No obstante, todos sabemos que Mariano Rajoy no posee el arte de `sacarse palomas mensajeras´ de su chistera, si ésta se la pusiese sobre la cabeza, palomas mensajeras capaces de crear empleo en nuestra depauperada España, económicamente hablando.

Mariano Rajoy no puede olvidar: que… nuestra flamante presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal (número dos de Rajoy), lo primero que hizo, y cuando llegó al poder, fue permitir que cada uno de los asesores cobrara al mes entre 100 y 300 euros más que los jefes de gabinete de Barreda. ¡Bonita manera de predicar con el ejemplo! María Dolores seguirá empleando `la tijera´ recortando la plantilla de profesores, y, por otra parte, aumentará las horas docentes semanales. También habrá tijeretazo en la sanidad pública, y en el capítulo de inversiones habrá también fuertes recortes. Cospedal (María Dolores) se ha olvidado de poner un límite a su sueldo, y llevar al Congreso de los Diputados una ley que establezca un sueldo fijo para todas las autonomías españolas.

Con sonrisas y lágrimas conviven los payasos en su caminar por la vida, haciéndonos al resto de los humanos un gran favor: introducir el sentimiento de la alegría en el interior de nuestros corazones, porque entienden perfectamente que `vivir quiere decir soñar´.

Sin sonrisas venimos a este mundo, pero superamos nuestras adversidades con tesón y empeño, que es nuestro pan de cada día. Porque es bueno denunciar la soledad en la que vivimos, la incomunicación en la que nos encontramos en el día a día, el racismo del que hacen gala numerosas personas, los malos tratos a que son sometidas muchas mujeres con resultado final de muerte, la hambruna que destruye miles de niños cuando empiezan a dar el primer respiro a su nacimiento…

“Rajoy es un político que es tecnócrata más que líder y tendrá que acomodarse a las consignas que reciba de Merkel”.

Sin sonrisas venimos a este mundo, y todos sabemos que sin ellas no vamos a morir: es ley de vida, amigos míos. Aunque hemos de reconocer que nos encontramos en una crisis económica mundial, pero siempre de las crisis se sacan enseñanzas que no sirven para el día de mañana… Florecerán escritores, poetas, dramaturgos, hombres de ciencia… que con su saber, sin duda, harán que nuestras vidas sean más llevaderas. Sí es cierto que los hombres/mujeres actuales están muy solos. De alguna manera, si he de ser sincero, la soledad no es buena para nadie. El Génesis nos dice: “No es bueno que el hombre esté solo, que esté acompañado”. Y uno piensa: “Tampoco es bueno que la mujer esté sola, que esté acompañada”. No hace mucho tiempo comentábamos entre amigos que, un día, los hijos tendrían que marcharse de nuestros respectivos hogares, pero cuándo… Y se marcharon. Se fueron llenos de felicidad, y esto es ya bastante. Mi mujer y yo, nos cruzamos la pasada noche las miradas y, en nuestro silencio, vimos dos habitaciones vacías.

Y es que vivir quiere decir soñar. Dentro de poco vivir más de cien años será todo un hecho; sin embargo, es paradójico contemplar que, mientras muchos de nosotros los hacemos con cierta calidad de vida, otros -sin un trozo de pan para llevarse a la boca- nacen y mueren en cadena, como son los casos de Adis Abeba, Burundi, Ruanda… Hemos de constatar que, alrededor de 25.000 personas mueren al día de hambre o enfermedades en el mundo, y que un niño muere cada tres segundos… ¡Terribles datos!, pero ciertos.

La alegría de vivir -aunque los tiempos por los que atravesamos son bastante problemáticos, por no decir desastrosos en cualquier orden que se miren- debe de presidir todas nuestras actuaciones en la vida diaria de cada uno de nosotros.

¿Alargar la vida es peligroso para la sociedad? Uno se pronuncia por el `no´; es un deber del hombre el tratar de hacerlo con los medios que tenga a su alcance. ¿Valdrá la pena vivir más años? ¡Siempre! No obstante, a Dios -el todas las religiones- le pedimos que sea con salud en nuestro cuerpo y alma, pero nuestro sabio refranero nos muestra la verdadera realidad: “El hombre propone, y Dios dispone”.

“Los políticos europeos de ultra-derecha presuntamente están fomentado, una vez más, la xenofobia, el racismo y la expulsión de unos seres que fueron admitidos cuando se necesitó de ellos”.

Si existen gentes (personas) en los prolegómenos del siglo XXI que mueren de y por hambre, que no pueden estudiar por ser pobres, o que no tienen unas tristes viviendas donde cobijarse, o que son perseguidos por sus creencias religiosas, o que se visten de la misma manera haga frio o calor, o que cuando emite su propia luz el sol sólo ven sombras, o que conviven siempre junto al dolor sin haber experimentado el placer de vivir… entonces hemos de convenir que aquellas aunque en paz, siempre llevan sus corazones viviendo en guerra: la guerra de sus sufrimientos.

Ahora se ha roto la estabilidad económica mundial, y los políticos de turno europeos de ultra-derecha presuntamente están fomentado, una vez más, la xenofobia, el racismo y la expulsión de unos seres que fueron admitidos cuando se necesitó de ellos. Tengo recuerdos, tengo temores, tengo la perfecta convicción que a ellos -los sin techo y con hambre- les ocurrirá lo mismo que a nosotros, los españoles, nos pasó: “Francia nunca nos quiso ni los ingleses tampoco; los alemanes y los suizos solamente nos quisieron cuando fuimos emigrantes como mano de obra barata”, quisiera equivocarme, pero uno así lo piensa. Sólo nos quisieron porque les convenía.

Éste es mi triste pero quizá verdadero canto-lamento de un hecho histórico ya pasado, por aquello de que `agua pasada no muele molino´, por aquello de que `la historia se repite´: para mal de muchos y bien de unos pocos privilegiados que comercian con el hambre y la miseria de la mayoría de los pobladores de la tierra. Es duro lo que digo, pero no por eso menos cierto. Y esto ya lo he comentado en otras ocasiones.

Ángela Merkel se está equivocando,entiende uno, cuando está primando el ahorro sobre el crecimiento: crecimiento y ahorro han de marchar sobre un eje inequívoco, porque ambos son complemantrios.

La Coruña, 16 de junio de 2012

©Mariano Cabrero Bárcena es escritor

 

 

 

 

Eje inequívoco del milagro alemán…

EL autor

Anuncios

Sacándose palomas mensajeras de sus mangas

Palomas mensajeras

Palomas mensajeras

La canciller Ángela Merkel, y ¡vaya mujer!, de las de rompe y rasga, lo está haciendo a su manera, es decir: ordeno, mando y hago saber que Francia y la Comisión Europea, como todos sabéis, han de asumir lo que la canciller desea…, y sacándose palomas mensajeras de sus mangas…

Con sonrisas y lágrimas hemos de reconocer que, actualmente, Europa (UE) se encuentra dirigida y controlada, y nunca mejor dicho, por una mujer: la canciller Ángela Merkel , y ¡vaya mujer! De las de rompe y rasga. Y lo está haciendo a su manera, es decir: ordeno, mando y hago saber que Francia y la Comisión Europea, como todos sabéis, han de asumir lo que la canciller desea…,y sacándose palomas mensajeras de sus mangas: que Alemania sea la primera potencia económica y política europea, a fin de que sus productos se vendan en toda la Unión Europa. Y todo lo anterior lo tenemos que asumir todos los europeos con sonrisas y lágrimas…

La gran ganadora de esta Europa en decadencia será, en principio, Alemania: convertirá su deuda en refugio fiable de los demás países europeos: nos prestará dinero pero a un interés muy generoso para las arcas alemanas.

Berlín ha dirigido los relevos de los primeros ministros Berlusconi y Papandreu, siendo los tecnócratas económicos Lucas Papademos y Mario Monti los llamados a sustituirlos, el primero del BCE y el segundo de la UE, respectivamente. Evidente es que, estos dos últimos, no fueron elegidos por sus pueblos.

Mas han de comprender los alemanes que la crisis de la Eurozona se ha de resolver implantando un ‘eurobono’ común, legislando a fin de que se produzca una coordinación fiscal y monetaria para todos los europeos, y que el Banco Central Europeo se involucre asumiendo el papel de prestamista en último término.

“Merkel desea que Alemania sea la primera potencia económica y política europea, a fin de que sus productos se vendan en toda la Unión Europa”

En España le hemos visto ‘las orejas al lobo’ con el gobierno del señor Zapatero-expresidente del Gobierno español, pero con Mariano Rajoy –  presidente del Ejecutivo español, después de las pasadas elecciones del 20N- nos encontramos ante un político que es tecnócrata más que líder (le falta carisma: “especial capacidad de algunas personas para atraer o fascinar”, que nos dice el Diccionario de la Lengua Española), y tendrá que acomodarse a las consignas que reciba de Merkel. No obstante, todos sabemos que Mariano Rajoy no posee el arte de ‘sacarse palomas mensajeras’ de su chistera, si ésta se la pusiese sobre la cabeza, palomas mensajeras capaces de crear empleo en nuestra depauperada España, económicamente hablando.

Mariano Rajoy no puede olvidar: que…nuestra flamante presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal (número dos de Rajoy), lo primero que hizo, y cuando llegó al poder, fue permitir que cada uno de los asesores cobrara al mes entre 100 y 300 euros más que los jefes de gabinete de Barreda. ¡Bonita manera de predicar con el ejemplo! María Dolores seguirá empleando ‘la tijera’ recortando la plantilla de profesores, y, por otra parte, aumentará las horas docentes semanales. También habrá tijeretazo en la sanidad pública, y en el capítulo de inversiones habrá también fuertes recortes. Cospedal (María Dolores) se ha olvidado de poner un límite a su sueldo, y llevar al Congreso de los Diputados una ley que establezca un sueldo fijo para todas las autonomías españolas.

Con sonrisas y lágrimas conviven los payasos en su caminar por la vida, haciéndonos al resto de los humanos un gran favor: introducir el sentimiento de la alegría en el interior de nuestros corazones, porque entienden perfectamente que ‘vivir quiere decir soñar’.

Sin sonrisas venimos a este mundo, pero superamos nuestras adversidades con tesón y empeño, que es nuestro pan de cada día. Porque es bueno denunciar la soledad en la que vivimos, la incomunicación en la que nos encontramos en el día a día, el racismo del que hacen gala numerosas personas, los malos tratos a que son sometidas muchas mujeres con resultado final de muerte, la hambruna que destruye miles de niños cuando empiezan a dar el primer respiro a su nacimiento…

“Rajoy es un político que es tecnócrata más que líder y tendrá que acomodarse a las consignas que reciba de Merkel”

Sin sonrisas venimos a este mundo, y todos sabemos que sin ellas no vamos a morir: es ley de vida, amigos míos. Aunque hemos de reconocer que nos encontramos en una crisis económica mundial, pero siempre de las crisis se sacan enseñanza que no sirven para el día de mañana… Florecerán escritores, poetas, dramaturgos, hombres de ciencia… que con su saber, sin duda, harán que nuestras vidas sean más llevaderas. Sí es cierto que los hombres/mujeres actuales están muy solos. De alguna manera, si he de ser sincero, la soledad no es buena para nadie. El Génesis nos dice: “No es bueno que el hombre esté solo, que esté acompañado”. Y uno piensa: “Tampoco es bueno que la mujer esté sola, que esté acompañada”. No hace mucho tiempo comentábamos entre amigos que, un día, los hijos tendrían que marcharse de nuestros respectivos hogares, pero cuándo… Y se marcharon. Se fueron llenos de felicidad, y esto es ya bastante. Mi mujer y yo, nos cruzamos la pasada noche las miradas y, en nuestro silencio, vimos dos habitaciones vacías.

Y es que vivir quiere decir soñar. Dentro de poco vivir más de cien años será todo un hecho; sin embargo, es paradójico contemplar que, mientras muchos de nosotros los hacemos con cierta calidad de vida, otros –sin un trozo de pan para llevarse a la boca– nacen y mueren en cadena, como son los casos de Adis Abeba, Burundi, Ruanda… Hemos de constatar que, alrededor de 25.000 personas mueren al día de hambre o enfermedades en el mundo, y que un niño muere cada tres segundos… ¡Terribles datos!, pero ciertos.

La alegría de vivir -aunque los tiempos por los que atravesamos son bastante problemáticos, por no decir desastrosos en cualquier orden que se miren- debe de presidir todas nuestras actuaciones en la vida diaria de cada uno de nosotros.

¿Alargar la vida es peligroso para la sociedad? Uno se pronuncia por el ‘no’; es un deber del hombre el tratar de hacerlo con los medios que tenga a su alcance. ¿Valdrá la pena vivir más años? ¡Siempre! No obstante, a Dios –el todas las religiones– le pedimos que sea con salud en nuestro cuerpo y alma, pero nuestro sabio refranero nos muestra la verdadera realidad: “El hombre propone, y Dios dispone”.

“Los políticos europeos de ultra-derecha presuntamente están fomentado, una vez más, la xenofobia, el racismo y la expulsión de unos seres que fueron admitidos cuando se necesitó de ellos”

Si existen gentes (personas) en los prolegómenos del siglo XXI que mueren de y por hambre, que no pueden estudiar por ser pobres, o que no tienen unas tristes viviendas donde cobijarse, o que son perseguidos por sus creencias religiosas, o que se visten de la misma manera haga frio o calor, o que cuando emite su propia luz el sol sólo ven sombras, o que conviven siempre junto al dolor sin haber experimentado el placer de vivir… entonces hemos de convenir que aquellas aunque en paz, siempre llevan sus corazones viviendo en guerra: la guerra de sus sufrimientos.

Ahora se ha roto la estabilidad económica mundial, y los políticos de turno europeos de ultra-derecha presuntamente están fomentado, una vez más, la xenofobia, el racismo y la expulsión de unos seres que fueron admitidos cuando se necesitó de ellos. Tengo recuerdos, tengo temores, tengo la perfecta convicción que a ellos -los sin techo y con hambre- les ocurrirá lo mismo que a nosotros, los españoles, nos pasó: “Francia nunca nos quiso ni los ingleses tampoco; los alemanes y los suizos solamente nos quisieron cuando fuimos emigrantes como mano de obra barata”, quisiera equivocarme, pero uno así lo piensa. Sólo nos quisieron porque les convenía. Éste es mi triste pero quizá verdadero canto-lamento de un hecho histórico ya pasado, por aquello de que ‘agua pasada no muele molino’, por aquello de que ‘la historia se repite’: para mal de muchos y bien de unos pocos privilegiados que comercian con el hambre y la miseria de la mayoría de los pobladores de la tierra. Es duro lo que digo, pero no por eso menos cierto. Y esto ya lo he comentado en otras ocasiones.

La Coruña, 9 de junio de 2012

Mariano Cabrero Bárcena es escritor

Efecto dominó en el suicidio

  Suicidio

OPINIÓN / La desestructuración de la familia, el modo de vida actual, la crisis, e infinidad de factores influyen en el aumento del número de suicidios…

Entendemos por suicidio el hecho por el cual una persona se quita voluntariamente la vida, existiendo muchas clases de suicidios. La gran mayoría de ellos se llevan a cabo de forma o manera individual, pero, a veces, es una pareja la que se suicida (pueden ser los llamados suicidios por amor); también puede ocurrir que alguien, antes de quitarse la vida, mate a sus seres más queridos (suicidios ampliados), tal como está ocurriendo en el seno de muchas familias españolas y extranjeras.

Parece ser que existe el efecto dominó en relación con los suicidios: toco una ficha y todas ellas –en número de veintiocho– se precipitan sobre la mesa de las desdichas. Es un hecho real comprobado una y mil veces, en España, nuestro país. Pues sí, existe el triste mundo de los suicidios: en España y a nivel mundial. Desastrosa situación social, diría yo, la que pulula por los mundos de Dios. Es muy alarmante la cantidad de personas que se suicidan, y en gran número son siempre jóvenes.

“¿Por qué no hay más información respecto a este mundo triste del suicidio?”

¿Involución social? Quizá hay una epidemia de depresiones, que terminan en suicidios, y que, muchas veces, son impredecibles. No obstante las primeras y los últimos guardan entre si una relación de causa a afecto. Es muy triste morir, pero más triste es ¡morir joven!

Uno se pregunta el porqué no hay más información respecto a este mundo triste –de marcharse para no volver–, empleando el sistema mutilativo, y casi siempre con resultado final de muerte brusca, del suicidio. Y es que realmente, y en la actualidad, están suicidándose los jóvenes: muchos chicos y chicas, más que los que realmente pensamos. Hoy por hoy los jóvenes consumen drogas –cocaína, anfetaminas, drogas de diseño–, son protagonistas de separaciones matrimoniales (incluyo las uniones de parejas sentimentales de distinto o del mismo sexo, que no constituyen matrimonios), poseen principios religiosos exacerbados e intransigentes que anulan sus propias voluntades… Pero, ¿qué está pasando en nuestra sociedad actual? Entiendo que existe una incomunicación total entre hijos y padres.

Poco o nada se publica en España sobre suicidios:

  • De 3 a 6 años chicos y chicas ya sufren ansiedad.
  • Las adolescentes embarazas son proclives a suicidarse.
  • Se cifran en 1,5 millones los niños (ellas y ellos) de padres separados o divorciados.
  • Aproximadamente 1.000 personas fallecen cada día por suicidio en todo el mundo.
  • En ciudades con Barcelona o Madrid –grandes urbes españolas– se realiza un suicidio diario.
  • Se cree que la depresión, como en general cualquier tipo de trastorno psíquico –si incluimos el alcoholismo y las toxicomanías– es, sin duda, el motivo o pretexto último de la mayoría de los suicidios. Y es que de la depresión al suicidio se pasa en escasos instantes de tiempo.
  • Según estudios al respecto, y para 2020, se espera que la depresión sea la segunda causa de muerte en el mundo.

Malo, muy malo es silenciar estos hechos que están pasando: los silencios martillan nuestras mentes”

En cierto modo, nadie, ninguno de nosotros hemos criado hijos de y para la muerte, que conlleva el suicidio voluntario.

Suicidios colectivos han existido desde los más remotos tiempos hasta nuestros días. Los numantinos en el año 133 a. C., encontrándose cercados y agotados de hambre por las huestes de Escipión Emiliano, optaron por quitarse la vida antes de caer en manos de los romanos. Otro caso de suicidio colectivo histórico lo protagonizaron los más de 2.500 Kamikaces japoneses que, haciendo de torpedos humanos, entregaron su vida por su patria. Dieron a entender al mundo entero que su acción fue un acto de altruismo, aunque todos entendemos que resultó ser un acto de puro fanatismo, y quizá con sospechas… no demostradas de que estos soldados habían ingeridos drogas con anterioridad a sus acciones bélicas. Estos soldados y todo aquel que se suicida cometen el mayor de los delitos: el suicidio.

No debemos olvidar ni por un momento que, actualmente, existe también el suicido infantil. Hoy por hoy es tres veces más frecuente que hace cuarenta años. Los jóvenes al tocar con sus manos la adolescencia sienten que los problemas se agravan notablemente.

Estos hechos los podemos comprobar sobre todo en los Estados Unidos de América. Vemos con frecuencia que existen causas que lo favorecen: el fracaso escolar, el abandono por parte de sus padres, hijos de padres separados o divorciados y, desde luego, son proclives al suicidio aquellos jóvenes que han pasado su infancia en hogares rotos en el terreno afectivo. Vivimos un mundo falso, diría yo, en el que tan sólo existe el ‘aquí y ahora’. Para prevenir que el/la joven se suiciden, ha de fomentarse un buen entendimiento y comunicación entre padre-madre-hijo.

Pues bien, en los momentos actuales nos encontramos con el nacimiento de unos grupos de personas con una misma doctrina religiosa o filosófica, que se constituyen en discípulos de un ‘Mesías’. Este ser mesiánico maneja a sus prosélitos, llevando a cabo un verdadero ‘lavado de cerebro’ que termina por anular sus voluntades y entendimientos; los convertidos se convierten en jenízaros, en sentido figurado, seguidores de una causa e inclinados a cometer cualquier clase de hechos delictivos. Otro conjunto de personas, aún cuando no cometen hechos delictivos, entregan su dinero, hace votos de castidad y, en muchos otras ocasiones, abandonan sus hogares, entregándose en cuerpo y alma a la causa. He aquí como nacen las que hemos venido en llamar ‘sectas’.

“El suicidio infantil hoy por hoy es tres veces más frecuente que hace cuarenta años”

Malo, muy malo es silenciar estos hechos que están pasando: los silencios martillan nuestras mentes, y de tal manera, que a manera de volcanes latentes –en instantes– expulsan por sus cráteres miles de sentencias de muerte: lava, gases, piedras…, y miles de muertes.Tales son las causan que conducen a las depresiones que, quizá, nuestro mundo actual –formas de vivencias– está propiciando el desencadenante de esta terrible enfermedad.

Puede ser que no encontremos sentido al modelo de familia actual –habló de la española–, puede ser que nuestros chicos/as carezcan de ideales hoy por hoy –porque no se los hemos dado–, puede ser que la comunicación y el dialogo –entre todos nosotros– estén muertos en el interior de paredes de nuestras propias soledades…

Preguntado un menor de 14 años el porqué se hallaba tan inquieto y desconcertado en relación con sus estudios, contesto: “(…) Hay tantas causas… Pero es que, realmente, no entiendo el porqué no puedo cenar con mis padres separados. Concretamente: el día de Nochevieja o el de Navidad”.

Hemos desarrollado una especie de ‘señoritismo’ prepotente e inservible, que nos conduce a ninguna parte. El ‘señorío’ se lleva innato cuando se nace, después, y más tarde, hay que cultivarse: hablando y actuando sin ser servil a nadie ni a nada. “Señoritismo –escribe A. Machado– lleva implícita una estimativa errónea y servil, que antepone los hechos sociales más de superficie –signos de clase, hábitos e indumentos– a los valores propiamente dichos, religiosos y humanos.”

Mas entiendo –estoy ampliamente convencido– que las ideas políticas de un hombre son sus hechos. “Está prohibido abandonar su puesto sin que lo ordene el que manda. El puesto del hombre es la vida.” Diderot, Opinions des anciens philosophes.

La Coruña( España), 2 de junio de 2012

Mariano Cabrero Bárcena es escritor

Torre de Hércules: el faro que alumbra al mundo entero.