Me comentaba un joven

La educación de los pequeños comienza desde que nacen

La educación de los pequeños comienza desde que nacen
OPINIÓN / “Si vieras, Mariano, cuando voy a recoger a los pequeños de tres y cuatro años al autobús, traen… ¡unas caritas de sueño!”

Valiéndonos de un simple recordatorio, y en voz alta lo digo, sabemos que el recién nacido, o neonato, niño/a conecta con los demás seres humanos pasando prácticamente por todas las circunstancias de la vida: la educación, el trabajo, la familia, etc. De tal manera es así que, las relaciones sociales posteriores, resultarán imprescindibles para desarrollar sus propias aptitudes junto con sus respectivas personalidades.

Me comentaba un joven, que se dedica a la enseñanza algo que resulto ser muy hermoso y edificante: “Si vieras, Mariano, cuando voy a recoger a los pequeños-de tres y cuatro años-al autobús, traen… ¡unas caritas de sueño!”. Y continuó diciéndome: “Después, una vez en clase, se me echan en mi regazo y me dicen: tú eres mi mamá, haces de mi mamá…”. Yo le sonsaqué que cómo reaccionó después de todo esto, y me dijo…que “cantándoles una nana: ¡Duérmete niño, duérmete rey!/ Eres mi vida, mi atardecer”.

Los niños/as por sí mismos no pueden proyectar ni elaborar su propia educación, que tenga la imprescindible consistencia para que, y en un futuro, encasillar ideas y patrones de conducta que les sirvan de referencia fiable. Y es que existen padres que se contradicen en las relaciones interpersonales o sociales, sin actuar de acuerdo con las ideas que predican: esto no hace nada bien, y todos lo sabemos, al niño que vive en el entorno familiar.

Los menores, cuando niños, acuden al colegio se hallan con profesores y compañeros con patrones socioculturales muy diferentes, incluso con los aprendidos en el hogar conyugal: se encuentran solos ante el peligro. Si sus progenitores han de cambiar de domicilio, y en otra ciudad diferente, aquellos han de acomodarse a nuevas amistades con niños, quizá, con distintos comportamientos y costumbres.

“En los centros educativos han de existir profesores y profesoras que ejerzan la enseñanza con verdadera vocación, teniendo ciertas y verdaderas habilidades para penetrar en los corazones de los menores”

En los centros educativos han de existir profesores y profesoras que ejerzan la enseñanza con verdadera vocación, teniendo ciertas y verdaderas habilidades para penetrar en los corazones de los menores. ¡Enseñar es un verdadero privilegio para quienes practican este arte!

“La separación o divorcio de los padres repercute de una forma directa en el desarrollo de la personalidad y conducta de los niños”

La separación o divorcio de los padres, es prudente decir, que repercute de una forma directa en el la esperanza del mañana. Los niños, y esto está comprobado, hacen los que ven y oyen. Estos niños que son la esperanza del mañana…

El niño solitario puede ser, sin duda, que se desarrolle como consecuencia de una conducta familiar problemática. La conducta de los padres –de ella y él–, repercute en el niño/a como consecuencia de ser el elemento familiar más vulnerable. Se puede consolidar de esta forma una enfermedad que tiene actualmente cierto desarrollo: la depresión infantil. En el mundo del niño es de suma importancia que reciban afecto–sentirse queridos y protegidos, por sus progenitores, o, en su defecto, por las personas que los sustituyan cuando éstos faltan por muerte, desidia, abandono… La separación o divorcio de los padres, es prudente decir, que repercute de una forma directa en el desarrollo de la personalidad y conducta de los niños: la esperanza del mañana.

Los niños, y esto está comprobado, hacen los que ven y oyen. Es decir, imitan a sus padres. Los numerosos trastornos psicológicos y psicopatológicos, que se manifiestan durante la infancia, o, a veces, cuando llega la adolescencia, son debidos al entorno familiar en que han vivido. Ser niño se ha convertido en una esclavitud, y de esto no me cabe la menor duda, que se está fomentado más y más cada día que pasa. Lo vemos con nuestros propios ojos: tantas y tantas son las forma de explotación de menores, a saber: trata infantil–de niños/as–, explotación sexual con fines lucrativos, trabajos en minas de la muerte, trabajos en la agricultura, los denominados “Niños soldados” creados como escudos humanos para una muerte cierta, matrimonios infantiles forzosos, esclavitud domestica por parte de sus propios padres, abusos sexuales cometidos por los últimos, pederastia( cuando el menor tiene 13 años de edad, y da su consentimiento, resulta que el ‘pederasta’ no comete delito alguno),pedofilia…. Así se encuentra el Código Penal español. Respeto esta ley pero no la comparto.

En la Declación_de_los_Derechos_del_Niño [1.Proclamada por la Asamblea General en su resolución 1386 (XIV), de 20 de noviembre de 1959] se estableció lo siguiente: Principio 1: El niño disfrutará de todos los derechos enunciados en esta Declaración. Estos derechos serán reconocidos a todos los niños sin excepción alguna ni distinción o discriminación por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento u otra condición, ya sea del propio niño o de su familia.

La Asamblea_General_de_las_Naciones_Unidas, y en su reunión celebrada en mayo de 2002, aprobó por consenso la afirmación “Un mundo apropiado para nosotros”, con la finalidad de tomar las medidas pertinentes para estimular y proteger los derechos de todos los niños del mundo, que fueran menores de 18 años. A mayor abundamiento, según una de las principales conclusiones del informe ‘Encuesta infantil 2008′, presentado por la Universidad de Comillas (Santander), el 30 por ciento de los menores españoles–comprendidos entre 6 y 14 años–sienten la soledad, la soledad en su propia casa aunque muchas veces cuenten con la presencia de sus propios padres. Pero…cuántos niños están sintiendo la soledad en sus propias carnes, al encontrarse solos leyendo un libro-sin la presencia del padre o de la madre- porque están trabajando, o están divorciados, o se van de marcha, o no les da la real gana…de encontrar el momento oportuno para atender a sus retoños, hallándose éstos muchas veces, por desgracia, a solas con sus libros…: son los niños/as solitarios del sigloXXI.

“Pero…cuántos niños están sintiendo la soledad en sus propias carnes, al encontrarse solos-sin la presencia del padre o de la madre, porque están trabajando o no-, hallándose a solas con sus libros…”

Millones de niños experimentan, y por distintas causas–desastres naturales, guerras provocadas, abusos sexuales por parte de propios y extraños…–, en sus propias carnes. Los niños/as –uno piensa–que deben ser tratados como seres que se están haciendo día a día. No, como personas inferiores o más débiles; si, como seres humanos a los que tenemos que informar de la verdad de las cosas, sin hipocresías…, sin mentiras piadosas y, sobre todo, no se les debe engañar nunca jamás. ¡Fuera tabúes!.., haciéndoles llegar una información de vida sexual sana adecuada a sus edades.

El sistema capitalista actual–que es el menos malo, en mi modesta opinión–, exige que los miembros de un matrimonio–pareja–trabajen. Es decir, que ganen dinero a fin de pagar, facturas, recibos y alimentos. Como Dios–El Dios de todas las religiones–manda. Esto hace que nuestros hijos–mucho más los americanos–, estén más tiempo en los centros educativos que en el hogar familiar… Los valores humanos se resquebrajan, y los pequeños pierden cariño, afecto, intimidad personal…Tras más de treinta de democracia, entiende uno que los españoles hemos aprendido a ser comunitarios. Hemos aprendido a qué tenemos derecho y a qué no. Hemos aprendido cuáles son nuestros derechos y obligaciones como ciudadanos, aunque mucho nos queda aún por aprender. Y hemos aprendido también a hipotecarnos–de por vida–, en la compra de piso: como si uno no tuviera más remedio que hipotecarse a cualquier precio: pagando en cómodos plazos de veinte, treinta o cuarenta años… ¡Dios mío! Quizá me entierren sin haber pagado el pisito… No debemos tener miedo y comentar –con los menores–, que en el amor–relación entre hombre y mujer–: el hombre ataca y la mujer cautiva, o viceversa, el hombre cautiva y la mujer ataca.

Los niños/as dan y desean recibir amor, y, desde pequeños, son receptivos a éste. Sin amor el niño–hombre mañana–crece entre el olvido y la oscuridad. Evidentemente existe la ‘Inteligencia Infantil’, y sabemos que, el niño o niña posee ésta en vías de desarrollo. Pero hemos de comprender que, la facultad que tienen los menores para aprender, ha de estar motivada por la enseñanza para que más tarde se adapten al medio ambiente: desarrollo cultural, verbal, problemas concretos, situaciones problemáticas…: a todo esto se le llama enseñanza por antonomasia. Nadie pone en cuestión que, hoy por hoy, la sexualidad–en el ser humano–, ha subido el escalón de ser un mero instinto animal–que lo es–, para convertirse y ser considerada una ciencia: la sexología.

En tiempos pasados se tenía la costumbre de no hablar de sexo a los pequeñuelos: “¡Ya lo aprenderás cuando llegues a mayor!”, se decía. Esta expresión la hemos odio una y mil veces. Pero afortunadamente, en los momentos actuales, y salvo raras excepciones al respecto, tenemos una concepción más humana, lógica y natural de la sexualidad, siendo considerada ésta como una cualidad más del humano ser. La sexualidad, y en su forma más natural, en ningún instante atenta contra la moral, y si atenta contra la deformación insidiosa de ella.

Los Gobiernos–que pagan a los que enseñan–,entienden que sale más barato dictar normas y leyes–que repriman y sancionen actos y conductas humanas–, que educar. En un país-EE.UU. –donde existen sobre 30 millones de homosexuales (gais y lesbianas): respeto a los genéticos, pero hemos de entender a aquellos que escogen esta opción sexual…–, parece indicativo que dicha sociedad está haciendo agua por los cuatro costados en cuanto a moral y educación sexual. Más no hemos de rasgarnos las vestiduras: existen gay y lesbianas en todas las religiones. Han llegado a la luna, pero navegan inseguros por la propia tierra…

“Dar (robar) un casto beso en la mejilla de una compañera de clase–de seis años de edad–, pudo acarrear una expulsión temporal del colegio por acoso sexual”, al menos esto es lo que ocurrió en EE.UU. en octubre de 1996.Fueron niños los protagonistas del hecho. Y, sin embargo, no podemos obviar que estamos hablando de un país muy determinado, excesivamente puritano. No podemos olvidar tampoco que “los padres” de la patria americana eran y son, precisamente, puritanos, que habían emigrado de las Islas Británicas. No debemos olvidar que los americanos son pragmáticos, que apoyan todo su poder en las consecuencias prácticas de los hechos: el dólar, su dólar…vil metal.

OPINIÓN / : “Si vieras, Mariano, cuando voy a recoger a los pequeños-de tres y cuatro años años-al autobús, traen… ¡unas caritas de sueño!”

La Coruña, 24 de septiembre de 2011

© Mariano Cabrero Barrena es un escritor

Todos estábamos esperando con ansiedad

Con conseguir unos estados europeos confederados

Tenemos que conseguir una Europa de estados confederados
OPINIÓN / Si España no se hubiese incorporando a Europa, ¿cómo podría haber llevado la transición, de la dictadura a la democracia, sin daños colaterales en una política de entendimiento?

Todos estábamos esperando con ansiedad un restablecimiento cultural y político en la Unión Europea, que no se está produciendo en la medida ansiada. Evidente es, y lo hemos comprobado fehacientemente, que sí se hizo la unión entre los europeos para tratar de acabar con las guerras, pero, en concreto, este hecho no se ha llevado a cabo, tal y como debería haberse hecho. Tenemos nacionalismos exacerbados e intransigentes que nos impidieron y nos impiden lograr una Europa de estados confederados: conseguimos una unificación económica, pero la política y la fiscal… están por llegar: ¡Es harina de otro costal! Nos queda bastante camino por andar. [?] “Caminante, no hay camino, se hace camino al andar”, sentenció Antonio Machado.

Rousseau dejó escrito: “Ya no hay franceses, alemanes, españoles e ingleses, no hay más que europeos, todos tienen los mismos gustos, las mismas pasiones y las mismas costumbres”: ésta era verdaderamente un signo europeísta. Después estamos viendo que la historia se vuelve a repetir como siempre pasa.

“Tenemos nacionalismos exacerbados e intransigentes que nos impidieron y nos impiden lograr una Europa de estados confederados”

(“Una retirada a tiempo es una victoria”, dejó sentenciado Napoleón Bonaparte, que fue uno de los más grandes militares de todos los tiempos. Pero este genio militar fue derrotado en las estepas rusas durante el invierno de 1812 (35 grados centígrados bajo cero). Cometió un tremendo error militar. El mismo error lo cometió Adolf Hitler, durante la pasada II Guerra Mundial, 1939-1945).

El siglo XX concluyó con una Europa más o menos estable y en una prosperidad controlada. Habían ya quedado atrás las guerras, las dictaduras y ciertos conflictos étnicos y territoriales, si hemos de exceptuar a Bosnia y Kosovo, conflictos que, afortunadamente, se arreglaron para bien dw todos los europeos y de los seres humanos en general.

Teníamos que preguntarnos, si España no se hubiese incorporando a Europa cómo podría haber llevado la transición, de la dictadura a la democracia, sin daños colaterales en una política de entendimiento y buena voluntad, aunque las ideologías de los partidos que se integraron en nuestra ‘Piel de Toro’ fuesen muy diferentes. Alguien está pensando, y en su fuero interno, cómo volver a la antigua Europa, con naciones independientes y fronteras distintas: la fuerte crisis económica por la que estamos pasando, sin duda, puede desencadenar ésta Europa de la que estoy hablando.

Hemos de comprender que se consolidaron las democracias en numerosos países europeos, puesto que vinieron amparadas del resurgimiento en el orden económico, en el establecimiento de los derechos civiles de los ciudadanos y sus correspondientes libertades: la Europa de la prosperidad estaba en marcha.

Los hombres/mujeres ya no fueron discriminados por su raza, género o religión, y se establecieron beneficios en el orden social que nunca jamás hubo: fue, y en cierto modo, una especie de ‘paraíso terrenal’ que se nos presentó ante nosotros, inundando nuestros corazones de satisfacciones y gozos: hoy por hoy, los gozos se han convertido en sombras que pululan por los cielos del continente europeo.

“Los Gobiernos europeos no nos dan soluciones viables para salir de la crisis económica en la que nos hayamos incursos”

Los Estados miembros de la Unión Europea se hayan incursos en este organigrama de pérdidas y ganancias: éramos, o eso nos hicieron creer, hombres ricos y, en corto espacio de tiempo, nos hemos convertido en hombres pobres. El pueblo español se conforma con poco: un amor, un amigo/a, un libro… Bueno, ¡qué no nos quiten el fútbol! Es el pan nuestro de cada día. Pienso y reflexiono, ¿qué seré yo? ¿Hombre rico, hombre pobre? ¿No será que soy un pobre hombre?

La UE ha sabido establecer, sin duda, una coordinación monetaria entre los distintos Estados que la forman, pero ha fracasado rotundamente en el establecimiento de una autoridad fiscal común. Y es que, en la práctica y al poseer una moneda única, como el euro, para las transacciones económicas, hemos podido desarrollar pactos de estabilidad y crecimiento más o menos ambiciosos… Sin embargo, las políticas democráticas de los distintos países integrantes siguen parámetros distintos que nos conducen a desarrollar idearios políticos que tienden, alguno de ellos, a nacionalismos exacerbados y excluyentes. Atrás van quedando aquellos soñados Estados Unidos de Europa, ansiados por todos pero buscados por unos pocos. Estos nacionalismos extremistas existen también en España. Ellos priman y piensan en cómo vivir bien o mucho mejor dentro de sus fronteras, aunque estas últimas ya no existan. En cómo expulsar a los foráneos, en cómo potenciar su propias etnias con olvido de los demás seres humanos…

Los Gobiernos europeos no nos dan soluciones viables para salir de la crisis económica en la que nos hayamos incursos, con hombres y mujeres abocados al tan temible ‘paro obrero’ indefinido, que introduce en la pobreza a cantidad de familias europeas: antes vivían ganando con facilidad? el pan nuestro de cada día.

Pero esta crisis económica y política por la que Europa está atravesando se le puede y se le debe sacar una enseñanza loable y constructiva: los ciudadanos, como votantes, somos los que realmente con nuestros votos debemos y podemos hacer que los líderes políticos cambien sus idearios políticos. Para que, de esta forma, estos últimos sean más humanos y constructivos en el entorno social, y que, el mundo laboral se estabilice y dejen de sufrir los hombres/mujeres hambre de pan, de paz y de justicia: así de fácil.

“Es necesario disponer de líderes políticos que deseen y quieran comprometerse en cuerpo y alma con el ideario que fomente la construcción definitiva de una Unión Europea como nación”

Es necesario disponer de personas ?líderes políticos? que deseen y quieran comprometerse, y en cuerpo y alma, con el ideario que fomente la construcción definitiva de una ‘Unión Europea’ como nación, que confedere a los distintos estados que la forman, bajo un emblema común: llegar a ser ‘ciudadano europeo’, antes que ciudadano español, inglés alemán, austriaco… Es decir, olvidarse un poco y un mucho, y digo bien, de esa Europa de los nacionalismos exacerbados y excluyentes, que pululan por el territorio europeo. La historia siempre se repite, para bien de unos pocos y mal para los demás mortales.

Pensemos que la ultraderecha no es la causante de todos los males que acechan a Europa, sino los Gobiernos nacionales de cada país europeo, que gastaron lo que quisieron a diestra y siniestra, sin acordarse -en ningún momento- del pueblo llano y soberano.

La Coruña, 17 de septiembre de 2011
Mariano Cabrero Barrena es escritor

Ilustración (CC): SordaCadencia

Para subirse al tren de la vida

Hoy en día es imprescindible un manejo básico de Internet...

Hoy en día es imprescindible un manejo básico de Internet…
Hoy en día es imprescindible un manejo básico de Internet: información, blogs, servicios on line, redes sociales, etc., se encuentra a nuestra disposición a un solo click.

Para subirse al tren de la vida -de nuestras vidas y las de nuestros hijos y nietos- hemos de acceder al ordenador todos los días, al menos por un corto espacio de tiempo: así tendremos una opinión más o menos formada de la ‘Sociedad de la Información’. Mediante Internet entramos de lleno en un mundo desconocido -con sus luces y sus sombras-, que ahora se encuentra al alcance de nuestras manos.

Para subirse al tren de la vida hemos de introducirnos en Internet y en su mundo -aparte de ser una impresionante aventura-, es bueno y loable: el mundo de Internet se nos presenta con un prodigio de la revolución informática, con nuestro amigo el ordenador como herramienta soñadora, descubridora y creadora de mundos, que están aquí y ahora, y a nuestro alcance. Él es necesario y eficaz en los tiempos que atravesamos, que corren que vuelan: esto es tal y como lo pienso. Para el ordenador existe sólo el instante, ya que el momento es ya futuro… Nos deja fríos todos los días de Dios -nuestro amigo el ordenador- con los avances, que parecen milagros latentes y se desencadenan en el mundo de la información a escala mundial.

“El mundo de Internet se nos presenta con un prodigio de la revolución informática, con nuestro amigo el ordenador como herramienta soñadora, descubridora y creadora de mundos”

El ancho mundo de Internet está sirviendo de plataforma para que desaprensivos hombres de mente estrecha, un hombre guaperas -diría uno-, que se sirvan de los e-mails para conquistar los corazones de mujeres que, muchas veces por las prisas que nos impone la actual vida, no disponen de tiempo para enamorarse cara a cara, y prefieren las Webs de contactos: muchas veces son objeto de robos de joyas, dinero, ropas…, con lo que los ‘cazamujeres’ de pocas miras y guante blanco hacen su agosto, y desaparecen cual si fuesen fantasmas que habitaban en los castillos medievales.

El ordenador, el Internet, los prodigios de la gran revolución informática sirve, primordialmente, para valernos de todos los servicios ‘online’ y para navegar cuando a uno le apetece por la Red. No vayamos a caer en el olvido de ser buenos lectores de libros, que nos deben acompañar a lo largo de nuestras vidas. Se recuerda uno cuando leyó ‘Guerra y Paz’, o ‘Cien años de soledad’ -entre otros-, que marcaron nuestros sueños e ilusiones. ¡Qué maravilla fue el tenerlos entre nuestras manos! Ojear sus páginas y tomar notas subrayadas con anterioridad: hicimos y se hacen anotaciones para desarrollar artículos de opinión o trabajos, valiéndonos de sus respectivas enseñanzas. Cuando nuestros ojos se hayan cansados de tanto leer estos libros de gran literatura, cerramos su páginas con sus respectivos marcadores. ¡Qué gozo se siente al leer estos libros de gran literatura…!

La revolución de la información en Internet siguiendo cualquiera noticia, las guerras, los homicidios, el sufrimiento que produce la hambruna en el mundo, chatear con nuestros verdaderos amigos es, sin duda, un hecho consumado. No nos podemos olvidar de los extraordinarios apartados o herramientas de Google, Twitter, Facebook…, que prestan a la información y la comunicación un maravilloso ahorro de tiempo, cuando los empleamos compartiendo experiencias y sueños descongelados que habitan en el interior de nuestros corazones y cerebros, muchas veces, casi dormidos en el olvido. Y hemos de matizar que éstas pertenecen al mundo de Internet. Producen pingües beneficios a las empresas públicas y privadas, a las investigaciones científicas en todos los órdenes de la vida y al desarrollo económicos de las naciones.

“Debemos emplear los buscadores, redes sociales y webs de una manera ordenada y objetiva: se trata, por ejemplo, de leer ‘blogs’ de distintas tendencias ideológicas”

Google nos personaliza las búsquedas, las localizaciones de personas y los datos necesarios para cualquier información de investigación. Selecciona los resultados posibles que les puede interesar a los internautas. Se vale de filtros que se apoyan en numerosas webs y redes sociales, es decir, en Facebook, Twitter, Amazón…

Debemos emplear los buscadores, redes sociales y webs de una manera ordenada y objetiva: se trata, por ejemplo, de leer ‘blogs’ de distintas tendencias ideológicas. No podemos escuchar una sola emisora de radio o leer en un solo periódico: debemos saber cómo opinan los demás y por qué lo hacen, respetando las distintas ideologías que ha desarrollado el mundo en el que nos encontramos.

El primer ordenador digital del siglo XX –el ‘Univac’– fue desarrollado en la Universidad de Pensilvania (EE.UU.) por J.P. Eckert y JW Mauchlyl (pesaba 30 toneladas y ocupaba un piso), y presentado públicamente el 15 de febrero de 1946. En nuestros días -cuando estamos dentro del período de sesenta y cinco años-, existe ya el ordenador personal del tamaño de un folio, que al abrirse en forma de libro muestra una base o teclado y una pantalla visionaria de todas las operaciones llevadas a cabo por el mismo. ¡Algo maravilloso! El adelanto, en cuanto a la técnica y su funcionamiento, ha sido enorme: sí es cierto que suprimió puestos de trabajo, pero no es menos cierto que, a la larga, creará muchos más.

Los prodigios de esta máquina maravillosa son incalculables: unas obras completas de William Shakespeare, que en un libro cualquiera viene a ocupar 2.200 páginas –papel Biblia– puede almacenarse en varios ‘disquetes’ (este soporte hoy está en desuso, y eran de un tamaño parecido a los casetes). Hoy por hoy nos podemos valer de DVD para este menester. ¡Increíble!

El cerebro humano, ese gran centro nervioso insustituible, contiene 100 billones de conexiones –perfectamente sincronizadas–, pero para aprender de memoria las obras anteriormente mencionadas, sin duda, necesitaría más de 4 años. Debemos reconocer que nuestra querida máquina trabaja con la información suministrada por la mano de su descubridor –el hombre/mujer–, sin la cual sería un mero juguete; no omitamos que funciona mediante hilo telefónico, y cuando las líneas están sobrecargas queda paralizado.

“Nadamos en informaciones, por lo que los consumidores de prensa, radio, televisión e Internet corren el riesgo de atiborrarse con exceso de las mismas”

A nuestro amigo el ordenador o computadora tenemos que considerarlo como un valioso auxiliar de nuestra inteligencia; cada día necesitamos más conocimientos para sobrevivir y poder ayudar a nuestros semejantes. Por amistad se adquieren conocimientos, que sin concurso de ella serían caros y tardíos.

¡Ah, se me olvidaba!, el ‘milagro’ logrado por este aparato –almacén de datos– se ha logrado, conseguido, gracias al ‘chip’ –circuito electrónico de tamaño diminuto–, que hoy ya ofrece garantía plena de fiabilidad tecnológica.

El mundo sigue caminando –corre que vuela– y ya apareció en nuestras pantallas el amplio espectáculo que es Internet. Hay que navegar con un rumbo prefijado, no vaya a ser que temibles piratas entren en las amplias carreteras-mares-espacios aéreos que se ven y se vislumbran en Internet.

Mas ahora está pasando que nadamos en informaciones, por lo que los consumidores de prensa, radio, televisión e Internet corren el riesgo de atiborrarse con exceso de las mismas. Y bueno es que los particulares, las empresas, los poderes públicos… traten de influenciar en la opinión pública, pero siempre ha de hacerse bajo dos premisas importantísimas: veracidad y limpieza. Pero la realidad es que éstas deben adornar todo el curículum vitae de cualquier periodista que se considere como tal, y que sea leal a sus convicciones y deontología periodística.

Habría que hacer un seguimiento sobre bloggers y Webs privadas: si existe un filtro –que no digo censura– para la prensa profesional, uno se pregunta por qué no para ellos, y para los que escribimos en Internet tratando en todo momento de entretener. Ya no digo enseñar: esto es más difícil. Hoy todos entendemos que Internet está fuera de todo control. Desde luego abogo por la libertad de opinión y la libertad de expresión, pero respetando unas reglas de juego éticas y profesionales.

La Coruña, 12 de septiembre de 2001
Mariano Cabrero Bárcena es escritor Copyright

El autor

Colaborando siempre se gana

Había que preguntar al PSOE y PP qué concepto tienen de la sociedad española actual..

Colaborando siempre se gana en la reconstrucción de una sociedad de éxito-en el actual entorno económico español-, haciendo que al existir ideas políticas opuestas, éstas puedan llegar a ser compatibles en lo primordial: había que preguntar al PSOEy al PP qué concepto tienen ellos de la sociedad actual española, para que ésta se cimente bajo unos parámetros económicos en los que?los ricos sean cada vez menos ricos, y los pobres sean cada vez menos pobres.

La eurozona está sumida en una tremenda crisis económica de largo alcance, y el enfado alemán tiene cierta justificación: esto lo comprendemos todos. En estos últimos diez años España, Grecia, Irlanda, Portugal y otros países de la ?Zona euro? vivieron alegremente bajo unos intereses bajos en la parcela económica. No obstante, los alemanes (¿?cabezas cuadradas, pero muy inteligentes: dentro de un círculo de trabajo concreto saben más que nadie??) ya habían comenzado a hacer sus ?deberes económicos? necesarios para un crecimiento moderado y firme de su economía: redujeron sus salarios-pero sin perder sus trabajos o empleos-, modernizando sus industrias más competitivas. Hoy por hoy gozan de un superávit digno de encomio, y han aumentado sus exportaciones como Dios manda: China es un ejemplo de esto que menciono.

Hay que reconocer-por activa y por pasiva-que Alemania fue capaz de integrar a 16 millones de personas de la Europa del Este: eran alemanes como ellos, y este merito no puede negársele. En España, Grecia, Italia y Portugal estamos viviendo a costa de los préstamos concedidos por los bancos alemanes, quienes ganarán muchos dineros con éstos. Mas han de comprender los alemanes que la crisis de la Eurozona se ha de resolver implantando un ?eurobono? común, legislando a fin de que se produzca una coordinación fiscal y monetaria para todos los europeos, y que el Banco Central Europeo- se involucre-asumiendo ?el papel de prestamista? en último término.

Y así es que, los que depositamos nuestros votos en las urnas, nos equivocamos muchas veces, puesto que en nuestro sistema actual de votación no nos permite votar a las personas, y sí a los partidos políticos( quienes se debían de financiar por sus propios medios). Entiende uno que, sin duda, muchos de nosotros tenemos fe y más información de las personas que de los partidos políticos operantes en España.

Nuestra incipiente democracia, y así ocurre con otras democracias, lleva inherente en sí misma un impedimento o peligro en el que estamos cayendo últimamente: trasladamos el concepto de democracia (libertad) a todas nuestras intervenciones personales, sean o no sean políticas. Yo puedo hacer?, yo tengo razón para?, yo estoy amparado por?, yo necesito una casa para?, etc.etc.

Mas ninguno de nosotros, o posiblemente el que suscribe así lo cree, podemos decir que, aun siendo imperfecto el concepto de ?democracia?, es el sistema menos malo para la buena gobernabilidad de los países.

Sin embargo, los gobernantes que salgan elegidos pasarán?como lo hacen las aguas de cualquier río al desembocar en el mar?. Y es que también pasó Hitler( ese enfermizo y lunático hombre político), quien llegó al poder mediante las urnas y los pactos: urnas y votos, pactos y votos?Todo se aprende en una asignatura ,que la tenemos que tener siempre al día: El arte de la política, porque la política es un arte: el arte de hacer felices a los demás, el arte de beneficiar a la sociedad a la que se está gobernado, el arte de no engañar a los votantes, el arte de declarar los bienes patrimoniales cuando se entra a gobernar y cuando se sale( equivale a ser honestos y honrados)? Pero uno se pregunta si nuestros gobernantes españoles actuales (incluyendo al jefe de la Oposición) no estarán olvidando esa asignatura pendiente de ?El arte de la política?: Quizá uno se equivoca, y lo hago muchas veces al día, y éste consista en salir con los bolsillos llenos de ideas y promesas no cumplidas y rotos por el peso que conllevan?, y ya me callo.

Y es que el primer gobierno la democracia española salida de las urnas (15 de julio de 1977), fue presidido por Adolfo Suárez (UCD). Pero en mi humilde opinión se pagó un precio muy alto: la creación de las ?17 autonomías españolas, cuyos presidentes actuales los considero como ?Virreyes?: la democracia tenía un precio.

Debo recordar, pues así me lo dicta mi memoria que, siendo los hombres/mujeres políticos actuales poco preparados: algunos no alcanzan el nivel natural de bachillerato (no obstante, se puede ser persona sin tener muchas luces), todos nuestros gobernantes y los políticos en la oposición saben, cuando jóvenes, afiliarse al partido político de turno (PSOE, PP, CiU?), y dejar pasar loas años? para jubilarse tranquilamente sin miedo a lo desconocido: ¡El terrible paro obrero!

No hay más que ir y esperar. Esperar y ver cuando salen los políticos de esos lujosos edificios donde se asientan las autonomías españolas (en número de diecisiete, que existen en nuestra ?España pobre?). Ellos y ellas elegantemente vestidos como jamás pensaron: con trajes de alpaca los primeros, con modelos ?loewe? las segundas: todos, desde luego, últimos modelos, y pagados con los dineros de los contribuyentes españoles. ¡Bonito panorama el que describo! Son, sin duda, historias para no dormir.

Y vuelve uno a insistir: Puede que hoy me haya levantado con el pie izquierdo. Y os digo más: sé qué existen políticos/ as honrados/ as en nuestra geografía española: no lo pongo en duda, ¡faltaría más! Pero continúo diciendo: sé que la democracia-como forma de gobierno menos mala-debe ser dirigida por políticos, pero prefiero que estos últimos sean honrados y honestos. Sé qué que para aceptar nuestra incipiente democracia nacida en 1978, y todos lo sabemos, hubo que aceptar el establecimiento de 17 autonomías y dos ciudades autónomas( Ceuta y Melilla), las cuales han resultado ser, económicamente hablando, nefastas para España y sus ciudadanos. ¡Qué costosas nos están saliendo unas y otras! Tenemos 17 virreyes en la Península Ibérica.

Nuestra flamante presidenta de Castilla-La Mancha, María_Dolores_de_Cospedal (número dos de Rajoy), lo primero que hizo, y cuando llegó al poder, fue permitir que cada uno de los asesores cobrara al mes entre 100 y 300 euros más que los jefes de gabinete de Barreda. ¡Bonita manera de predicar con el ejemplo! María Dolores seguirá empleando ?la tijera? recortando la plantilla de profesores, y, por otra parte, aumentará las horas docentes semanales. También habrá tijeretazo en la Sanidad Pública, y en el capítulo de inversiones habrá también fuertes recortes. De Cospedal se ha olvidado de poner un límite a su sueldo, y llevar al Congreso de los Diputados una ley que establezca un sueldo fijo para todas las autonomías españolas.

El Gobierno-PSOE y los políticos populares en la Oposición del PP- se han olvidado- porque así lo quisieron para sus propios intereses políticos-, que, sin duda, podrían haber gobernado y formado un Gobierno de Coalición, y entonces España no estaría debilitada, económicamente hablando, como lo está.

Se han olvidado- porque así lo quisieron para sus propios intereses políticos-, que nuestras empeñadas economías de las CC.AA. (comunidades autónomas) y ayuntamientos corren, en progresión geométrica, hacia un pozo sin fin?, y que difícilmente saldaremos nuestras deudas contraídas hasta que pasen dos o tres años por lo menos: ?sobran la mitad de los ayuntamientos españoles, y las diputaciones provinciales deberían anularse?, para bien de los españoles y del erario público

Y estoy hablando de España, amigos míos, y del reto que tenemos por delante para salir de la crisis económica en la que estamos inmersos, que nos oprime fuertemente nuestras gargantas para que éstas no puedan exclamar. ¡Colaborando siempre se gana!

Anímense y vayan a votar, pero uno se pregunta a quién- que sea honesto y honrado-. El panorama que se nos presenta es desalentador, mírese por donde se mire?

La Coruña, 6 de septiembre de 2011

©Mariano Cabrero Bárcena

Haciendo historia...