La milla roja

Al desoír a La Junta Electoral Central (JEC), Pérez Rubalcaba supuestamente facilitó el desenlace de 'la milla roja' de Barcelona

El vicepresidente del Gobierno y ministro del Interior español, Alfredo Pérez Rubalcaba, con su falta de intervención-y desoyendo a ‘La Junta Electoral Central (JEC)’, quien decidió que “Así pues, desde las 00.00 del sábado y hasta el domingo, las acampadas del movimiento 15-M’ de la Puerta del Sol en Madrid y otras ciudades quedan prohibidas”-, permitió que las mismas se celebrasen.

Al desoír a ‘La Junta Electoral Central (JEC)’, el señor Pérez Rubalcaba-ministro del Interior del Ejecutivo español-, supuestamente facilitó el desenlace de ‘la milla roja ‘de Barcelona. Las decisiones políticas mal tomadas, y en algunas ocasiones, traen consecuencias irremediables para el mantenimiento del orden público en las naciones donde se toman.

Esta aptitud propició que los indignados del 15-M de la plaza de Cataluña (Barcelona), traspasasen ‘La milla roja’, que separa la libertad de poder manifestarse con el libertinaje de poder ejercer la violencia, la coacción y el impedimento de tratar de ejercer la actividad parlamentaria en el ‘Parlamento Catalán”, a los parlamentarios catalanes elegidos democráticamente, en las pasadas elecciones del 22-M( elecciones municipales y autonómicas españolas ).Indignación e indignidad jamás deben caminar juntas en cualquier democracia legalmente constituida( la joven democracia española fue instituida por la Constitución Española de 1978.BOE núm. 311.1,de 29 de diciembre).

Desafortunada fue la actuación del conseller de Interior, Felip Puig, el próximo pasado día 27 de mayo, quien ordenó la operación policial que permitió la limpieza de la plaza de Cataluña, no interviniendo, sin embargo, el 15 de junio, cuando se llevaron a cabo presuntos delitos por los indignados, previstos en los artículos 494 y 498 del Código Penal, los cuales prevén la pena de hasta cinco años de cárcel para aquellos que empleen la fuerza, la violencia o la intimidación para impedir a un diputado asistir a sus reuniones. Felip Puig no sabe dirigir ni coordinar a los ‘mossos d’esquadra (policía autonómica catalana).

Estrategia política del nuestro buen amigo, Felip Puig, sin duda alguna, La pasividad del conseller de InteriorFelip Puig, más que arrinconamiento o negligencia puede decirse y lo digo…que fue una maniobra política sutil e irresponsable: no quiso ni supo defender a los parlamentarios para proteger su derecho y su deber de acudir al Parlamento a discutir la Ley de Presupuestos. De hecho, entiende uno que las alarmas y dispositivos policiales se debían haber tomado un día antes del contratiempo- supuestamente delictivo-, usado por ‘los indignados catalanes’.

Desde hacía días tanto Felip_Puig como el resto de lectores de periódicos y medios audiovisuales sabíamos que había una concentración programada para impedir el acceso al Parlamento el día del debate del presupuesto.Y continúo afirmando: la violencia nada tiene que ver con la indignación de aquellos que promulgaron con anterioridad propuestas coherentes y razonadas. Pasamos por una democracia próspera para los políticos de turno españoles: ellos no quieren ver que la prosperidad del pueblo-sus votantes- está de capa caída; ellos no quieren ver que los recortes sociales para el pueblo -libre y soberano- corren como un tren ‘de alta velocidad’; ellos no quieren la cota de desempleo alcanzada en España: 4,9 millones de parados según estadísticas al respeto y tampoco quieren ver las reducciones de salarios a las rebajas de los servicios en general.

Pero es curioso observar que ‘estos indignados’ no han mencionado ni por asombro que la verdadera crisis económica española se debe, principalmente, al mal gobierno del POSE. Presuntamente, y puede ser que me equivoque, los indignados del M-15 fueron impulsados por IU, que obtuvo los votos de los españoles que jamás espero conseguir. Si hubiera sido un movimiento puntual y real, se podían haber presentado a las elecciones como un partido más, con sus símbolos correspondientes y programa explicativo de lo que ofrecían al electorado español.

Yo estoy indignado por la falta de defensa de la dignidad humana, yo estoy indignado porque casi la mitad de muchachos/muchachas menores de 25 años están en paro, yo estoy indignado porque está generación está perdida y sin futuro, yo estoy indignado porque la mitad de los pensionistas cobran una pensión que está por debajo del umbral de la pobreza, yo estoy indignado porque los políticos se jubilan con maravillosas pensiones por ellos creadas, yo estoy indignado porque cuando salen los políticos de esos lujosos edificios donde se asientan las autonomías españolas (en número de diecisiete, que existen en nuestra “España pobre”),ellos y ellas van elegantemente vestidos como jamás pensaron: con trajes de alpaca los primeros, con modelos ‘loewe’ las segundas: todos, desde luego, últimos modelos, y pagados con los dineros de los contribuyentes españoles. ¡Bonito panorama el que describo! Son, sin duda, historias para no dormir.

Y uno sigue indignado: porque ningún político se ha planteado suprimir ayuntamientos y autonomías-innecesarios unos y otras- ,que son terriblemente gravosos para la economía española; porque ningún político quiere reconocer que las diputaciones provinciales son inútiles por su falta específica de funciones ,ya que existen las autonomías y porque ningún político suprime la ley injusta y desmesurada que les permite a ayuntamientos y autonomías( alcaldes y presidentes de unos y otras) elevarse sus propios emolumentos en las cuantías que crean conveniente…

Ésta no es la España democrática en la que todos creíamos y por la que todos votamos en su día. Y es que el primer gobierno de la democracia española salida de las urnas (15 de julio de 1977), fue presidido por Adolfo Suárez (UCD, verdadero artífice de la transición española).Pero en mi humilde opinión se pagó un precio muy alto: la creación de las ‘17 autonomías españolas’, cuyos presidentes actuales los considero como ‘Virreyes_de_Nueva_España’: la democracia tenía un precio. Sé que para aceptar nuestra incipiente democracia nacida en 1978, y todos lo sabemos, hubo que aceptar el establecimiento de 17 autonomías y dos ciudades autónomas (Ceuta y Melilla), las cuales han resultado ser, económicamente hablando, nefastas para España y sus ciudadanos. ¡Qué costosas nos están saliendo unas y otras! Y lo vuelvo a repetir: tenemos 17 virreyes en la Península Ibérica.

Y, al final, hemos de comprender que entre ‘los indignados del 15-M’ hay de todo como en botica. Hecho que también podemos comprobar entre los políticos: imputados, corruptos, y otros que cumplen con su deber honestamente. Han de entender los movilizados que por el camino de la violencia nunca se consigue nada (¡violencia engendra violencia!, que nadie se asombre por lo que deseo dar a entender), dado que la violencia ejercida contra los parlamentarios catalanes fue-mírese por donde se mire-, una conducta y forma de proceder antidemocrática y delictiva…

Todos esperamos que el espectáculo desagradable y fuera de todo contexto del ‘miércoles negro barcelonés’ (15 de junio del año actual) nunca jamás se vuelva a repetir: ‘La Ley’ debe defender a todos por un igual, ya sean estos indignados o parlamentarios, pero en cualquier ‘estado democrático’ nadie debe saltársela.

La Coruña, 23 de junio de 2011
Copyright© Mariano Cabrero es escritor

El autor

La falta de imaginación de los políticos

El ejemplo lo tenemos en nuestro presidente del Ejecutivo español,señor Rodríguez Zapatero...

Por su falta de imaginación, por sus promesas incumplidas, por el despido libre, por hacernos creer que éramos hombres/mujeres ricos y-en corto espacio de tiempo, nos hemos convertido en hombres/ mujeres pobres-, por enseñarnos que los ciudadanos somos los que realmente-con nuestros votos-, debemos y podemos hacer que los líderes políticos cambien sus idearios: nuestros votos no han servido para nada, y por ‘El pleno empleo’, que tanto propugnó muestro actual presidente del Gobierno, señor Rodríguez Zapatero . Esto es un hecho evidente.

El Estado de bienestar se nos está acabando como consecuencia de las limitaciones fiscales, que imposibilitan el poder ampliar y desarrollar los servicios públicos a los muchachos/muchachas de hoy en día. Y vuelvo a insistir en lo de siempre: todo esto es consecuencia de la falta de imaginación de los políticos y su precaria preparación política. En España y en Europa ‘los indignados ‘desean derribar a los actuales gobernantes, pero se olvidan que éstos han salido de las urnas, es decir, de los votos emitidos por el pueblo. Azaña, dejó escrito: “La República no hace felices a los hombres. Los hace, simplemente hombres”. “He tratado de gobernar a mi país con razones y con votos y me han respondido con calumnias y fusiles”. “Dentro de muchos años nadie se acordará de Franco ni de mí. Pero el mundo no habrá olvidado que Velázquez pintó Las Meninas”

Yo estoy indignado por la falta de defensa de la dignidad humana, yo estoy indignado porque casi la mitad de muchachos/muchachas menores de 25 años están en paro, yo estoy indignado porque está generación está perdida y sin futuro, yo estoy indignado porque la mitad de los pensionistas cobran una pensión que está por debajo del umbral de la pobreza, yo estoy indignado porque los políticos se jubilan con maravillosas pensiones por ellos creadas, yo estoy indignado porque cuando salen los políticos de esos lujosos edificios donde se asientan las autonomías españolas (en número de diecisiete, que existen en nuestra “España pobre”),ellos y ellas van elegantemente vestidos como jamás pensaron: con trajes de alpaca los primeros, con modelos ‘loewe’ las segundas: todos, desde luego, últimos modelos, y pagados con los dineros de los contribuyentes españoles. ¡Bonito panorama el que describo! Son, sin duda, historias para no dormir.

Puede que hoy me haya levantado con el pie izquierdo. Y os digo más: sé qué existen políticos/ as honrados/ as en nuestra geografía española: no lo pongo en duda, ¡faltaría más! Pero continúo diciendo: sé que la democracia-como forma de gobierno menos mala-debe ser dirigida por políticos, pero prefiero que estos últimos sean honrados y honestos. Sé qué que para aceptar nuestra incipiente democracia nacida en 1978, y todos lo sabemos, hubo que aceptar el establecimiento de 17 autonomías y dos ciudades autónomas( Ceuta y Melilla), las cuales han resultado ser, económicamente hablando, nefastas para España y sus ciudadanos. ¡Qué costosas nos están saliendo unas y otras! Tenemos 17 virreyes en la Península Ibérica.

Ya llegó el momento de que tantos socialistas tuvieran que ‘apearse del burro’ y ponerse a trabajar en no sé dónde: el mundo del trabajo que ellos prometieron, y que el PP (si llega a gobernar en 2012) tampoco podrá crear puestos de trabajo, porque en el interior de ´la caja de Pandora’ encontraran solamente…esperanza para la creación de éstos, y no euros como todos esperábamos que hubiese: ¡Tremenda herencia la dejada por los socialistas! Ya llegó el momento de que tantos socialistas con carné del PSOE se vieran en la necesidad de encontrar trabajo en el mercado que ellos han empobrecido y adulterado con su intervencionismo atroz. Ya llegó el momento de que los socialistas sufrieran en sus carnes su propia política nefasta, anticuada y fuera de contexto, que destruyó empleo a diestra y siniestra, y que fomentasen la casi imposible contratación al empresario: esto ha pasado en España (presidente Rodríguez Zapatero), y también en Europa.

Se ha terminado el matrimonio que origina que en Europa convivan el crecimiento económico con una democracia política bien organizada y la justicia social que todos deseamos. Hemos comprobado que el crecimiento económico ha dejado de generar empleo, en particular para los jóvenes: la generación de muchachos ‘de los cuarenta años’ que ya han perdido para siempre ‘el tren del empleo’, que era y es justo y necesario para el buen desarrollo de sus propias vidas y aspiraciones, que todos-cuando hemos sido adolescentes-, las hemos tenido y disfrutado de ellas. ¡Entiende un que no es mucho pedir!

Después de terminar de escribir el párrafo anterior, cuando me encontraba sentado en la terraza de un cafetería-tomando ‘un solo de café’-, se me acercó un muchacho de unos treinta años de edad, quien me dijo: “Me llamo Raúl. Perdone mi intromisión, pero me parece…que le he escuchado decir-en voz alta, como hablando consigo mismo-, ‘quiénes les han llevado a este descorazonadora realidad’-verdaderamente así ha sido, amigo Raúl: me estaba refiriendo a la falta de trabajo para los jóvenes-, pues mire usted, realmente, los responsables son los políticos y sus respectivos gobiernos, que han venido sucediéndose desde nuestra transición a los momentos actuales, y no me olvido de aquella ‘Europa de la prosperidad’ que tanto nos prometieron…”.

Y Raúl siguió hablando: “Porque nuestros políticos sólo se han preocupado de llenarse sus bolsillos hasta más no poder, porque nuestros políticos al alcanzar un alto estatus social-al terminar sus legislaturas- se asientan como consejeros en empresas españolas de importancia universal, porque nuestros políticos nos han hipotecado nuestros futuros, porque nuestros políticos nos han convertido en una nación subdesarrollada y mediocre en comparación con algunas de la Unión Europea. Han sido un tremendo fiasco para el pueblo español, que no se lo merece. En las próximas elecciones generales del 2012, sin convocar aún la fecha, les van a ir a votar su p…. Bueno, realmente, ni su padre ni su madre tienen la culpa de que nuestros ‘políticos de tres al cuarto’ hayan resultado tan ambiciosos la mayoría de ellos, y a mayor inri, desconocían por no haber practicado ‘El Arte de la Política’. Como vera usted, he tenido la valentía de decir lo que pensaba, y estoy indignado por todo lo que está pasando en España, en Europa y en mundo entero”.

La Coruña, 15 de junio de 2011
Copyright© Mariano Cabrero es escritor

El resurgir una joven democracia

Como consecuencia del mal gobierno de Zapatero.

El resurgir de una joven democracia en ‘kilómetro 0’ de la Puerta del Sol de Madrid, sin duda, estaba anunciada: son los ‘indignados’, esos 4.910.200 indignados parados esos cansados ya de esperar, que exclaman: “Si me lo dices me olvido. Enséñamelo y puede que me acuerde. Cuenta conmigo y lo entenderé”, así reza un proverbio de sabiduría china. Esto es por lo que claman todos los jóvenes–mujeres y hombres–: ¡cuenta conmigo! (Nadie puede vivir, amar y morir… tranquilamente cuando “la espada de Damocles” la sienten sobre sus cabezas: El Despido_laboral .Procedente o no procedente, pero despido al fin y a la postre.)
Pero es curioso observar que ‘estos indignados’no han mencionado ni por asombro que la verdadera crisis económica española se debe, principalmente, al mal gobierno del POSE. Presuntamente, y puede ser que me equivoque, los indignados del M-15 fueron impulsados por IU, que obtuvo los votos de los españoles que jamás espero conseguir.
Si hubiera sido un movimiento puntual y real, se podían haber presentado a las elecciones como un partido más, con sus símbolos correpondientes y programa explicativo de lo que ofrecían al electorado español.
Todos sabíamos que estaba más que esperada la derrota del PSOE y, como consecuencia, llegó la victoria del PP. Quizá-en este resultado que conocían y pregonaban todos los comentaristas políticos y periodistas españoles-, tuvo cierta influencia el movimiento M-15 en las plazas de ciudades españolas. Hemos de entender como significativo que el PP haya ganado en la Comunidad de Andalucía, cuando éste siempre fue un feudo socialista; y que los socialistas fuesen desplazados en la Comunidad de Cataluña, donde triunfó CiU. En cualquier caso, el ‘Movimiento de indignados M-15’ se convirtió en un movimiento ciudadano , social diría uno, que surgió en España el día 15 de mayo de 2011, con la consigna de comenzar una democracia más participativa y plural, que estableciese una nueva ‘Ley Electoral española’.

Esos 4.910.200 indignados, sin duda, han incurrido en un acto claro y evidente de desobediencia civil, pero éste fue permitido por el sistema democrático español, quien consideró a la ‘voz ciudadana del pueblo’ como la más importante de todas. No obstante, hablaron los votos posteriormente, y dijeron: “(…) que gobierne el PP en los principales ayuntamientos y autonomías españolas”.

En cualquier caso, en nuestra joven democracia española se ha producido un germen de inconformismo en las plazas, en las calles, en el ambiente de la sociedad española…de cierta magnitud, como consecuencia de que el señor Rodríguez Zapatero-presidente del Ejecutivo español-, resultó ser un mal gobernante (el peor presidente hasta la fecha en una joven democracia). Mas es un hábil y oportuno político: deja atrás todo lo que le impide seguir hacia delante. Pudo haber sido un buen gobernante, pero no lo fue: no porque no quiso, sino porque…no supo serlo, para desgracia de todos los españoles/as.

Pero en estos últimos cuatro años, uno se pregunta qué se ha hecho en la vida política española. Nada o casi nada: “nothing of anything”, que dicen los ingleses. Hemos de entender que ‘los indignados de M-15’ han proclamado a los cuatro vientos una serie de propuestas y de ideas, muchas de ellas inconexas unas con las otras. Pero lo importante no es esto: lo fundamentas ha sido que la juventud no está conforme con la forma de gobernar en España .

El Movimiento_de_indignados del_15-M pidieron y reclamaron un democracia española más participativa, una Ley Electoral española nueva: ambos partidos mayoritarios -PSOE y PP- tienen y tuvieron la ocasión -en sus manos- de cambiar nuestro sistema electoral proporcional (Francia lo eliminó en el año 1958) por el sistema mayoritario: éste permite que se mantenga una relación directa entre diputados y sus electores, contando los primeros con cierta independencia con sus respectivos partidos políticos.

Nuestro sistema proporcional de votos empleado actualmente ha permitido y sigue permitiendo que se creen partidos políticos nacionalistas en las distintas comunidades autónomas, que forman nuestra geografía española. Éstos existen en Galicia, Navarra, Aragón, Canarias, Cataluña, Valencia…, quienes pueden convertirse en cualquier momento en ‘partidos bisagra’, y que, a la corta o a la larga, sacarán sus réditos económicos y políticos del Ejecutivo de turno: así es muy difícil gobernar, así no se puede gobernar, así nos encontramos tan mal gobernados: aquí y ahora. Los partidos políticos deberían financiarse con sus propias cuotas -las de los afiliados-, pero todos sabemos que, cuando éstas no llegan, han de valerse de los dineros de los ciudadanos.

Estos pequeños partidos políticos (BNG, CiU, PNV…) que a su vez hacen causa común en la implantación de sus propias lenguas –que lo son: gallego, catalán y vascuence–, están fomentando una especie de ‘extranjerías’ o ‘extranjerismos’ en sus propias autonomías, que hacen que sus habitantes miren a España como una nación enemiga: nada más lejos. Han de entender, y de verdad, que, con sus idiomas –y una vez que atraviesen los Pirineos–, nadie conocerá los últimos, y sí el inglés y el español: ésta es una realidad como un templo.

La experiencia de Zapatero, y cuando presidió la Unión Europea (01/01/2010), resultó ser una frustración, para él mismo y para los españoles, que esperábamos verle codearse y aprender de los políticos de turno: Ángela Merkel, Sarkozy, Gordon Brown, Berlusconi, Van Rompuy, etc. Su flamante sonrisa, esta vez, no le sirvió de nada ante unos políticos ya curtidos en el ‘arte de gobernar’.

Y al que es aún más importante: Ahora, sin embargo, saldrán a la palestra viejos nacionalismos extremistas que no podemos reconocerlos como plenamente racionales, en tanto en cuanto proponen el reconocimiento sólo de los miembros de su grupo étnico. “A orillas de un barranco, / dice un negro, con afán: / Dios mío, quién fuera blanco, / aunque fuera catalán” (Coplas y cantares del pueblo ecuatoriano, donde se conserva el recuerdo de viejos conquistadores, y, al mismo tiempo, una fuerte rivalidad regional). Esto último está ocurriendo en España, lamentablemente, y el PSOE y el PP lo debían arreglar, pues para eso cobran grandes sueldos del Estado español, van a tener ‘grandes retiros’, amén de los gastos de representación, y, por tanto, es su obligación ‘organizar’ un poquito España, digo yo… que no es mucho pedir.

Todo el mundo lo sabía y poco o nada se hizo al respecto: La destrucción de empleo era inminente. Se veía venir a pasos agigantados, porque nuestro control económico de las 17 autonomías españolas y las dos ciudades autónomas, que poseemos, es muy deficiente: Diría uno que nefasto, lo cual ha contribuido a la desestabilización del Presupuesto Nacional para ellas. Avanzamos–con botas de siete leguas- hacia un túnel negro, cuya salida se nos hace interminable, y ningún político español es capaz de aportar ideas claras para salir… de la crisis actual, que genera ya más de cuatro millones de parados. ¡Qué Dios nos coja confesados!

La Coruña, 7 de junio de 2011
© Copyright Mariano Cabrero es escritor

El autor